ARIU en capacitación para la Comisión Interamericana de Comunicaciones (CITEL) de la OEA

ARIU en capacitación para la Comisión Interamericana de Comunicaciones (CITEL) de la OEA

25 junio, 2013 Eventos RIU Tecnología 0

ARIU fue convocada para brindar un taller sobre Interconexión y Ruteo en Internet para la Comisión Interamericana de Comunicaciones (CITEL) perteneciente a la Organización de Estados Americanos. La capacitación se realizó los días 21 y 22 de mayo en Buenos Aires dentro de la XXII Reunión del Comité Consultivo Permanente I: Telecomunicaciones / Tecnologías de la Información y la Comunicación.


CITEL es el órgano asesor de la Organización de los Estados Americanos en asuntos relacionados con las telecomunicaciones/TIC. Está integrado por todos los países miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y más de 100 Miembros Asociados provenientes de la industria de telecomunicaciones, Internet, medios electrónicos, entre otros.

El objetivo del taller fue dar a conocer metodologías de intercambio entre redes e interconexiones para garantizar un funcionamiento estable usando el protocolo BGP. En ese marco, Guillermo Cicileo, Coordinador General de ARIU, brindó una charla introductoria sobre protocolo BGP y sus atributos.

Además, disertaron: Ariel Graizer de LAC-IX (organización de puntos de intercambio de tráfico de América Latina y el Caribe) y CABASE (Cámara Argentina de Internet) sobre el tema IXPs; Arturo Servin de LACNIC (Registro Regional de Internet para América Latina y el Caribe) sobre Seguridad en la tabla de Ruteo (RPKI) y cómo conseguir direcciones IP y números de sistema autónomo; y Christian O’Flaherty de Internet Society sobre Peering, Transit, IXPs e Interconexión de redes.

Las conclusiones del taller estuvieron orientadas a la importancia del desarrollo de políticas que generen condiciones para que haya una mayor cantidad de redes interconectadas a través de la creación de sistemas autónomos y de Puntos de Intercambio de Tráfico. Una mayor cantidad de interconexiones mejora los costos, la calidad de la red, la redundancia, disminuye los retardos en transmisión de información y posee efectos positivos secundarios que permiten mejorar considerablemente el acceso a Internet en un país.

Celebramos la posibilidad de que la comunidad académica sea tenida en cuenta en el ámbito de reguladores e integrantes de organismos de gobierno, actores clave en la toma de decisiones tecnológicas de nuestro continente.